Quiénes somos | Artículos | Actividades

Cultivar la gratitud

“No es la felicidad lo que nos hace agradecidos; es la gratitud lo que nos hace felices. Todos conocemos personas que tienen todo lo necesario como para ser felices, y sin embargo no lo son, simplemente porque no están agradecidas por lo que tienen. Por otro lado, todos conocemos también personas con que no son para nada afortunadas, y sin embargo irradian alegría, simplemente porque aun en medio de su miseria son agradecidas. Así, la gratitud es la clave de la felicidad” (David Steindl-Rast).

Podemos darle un nuevo valor a nuestra vida, y especialmente a aquellas cosas que solemos dar por descontado, recibiéndolas con el mismo sentimiento de gratitud con el que recibiríamos un regalo valioso e inesperado.

Tomar nota de estos dones puede ser útil. Incluso podemos llevar un “diario de gratitud” en el que registremos esos momentos en que reconocemos y agradecemos esos dones.

Si cada día logramos hacer pequeños gestos de gratitud, ello sería suficiente para lograr un impacto positivo en nuestra vida y en la vida de quienes nos rodean.

Dejemos que la gratitud se derrame a nuestro alrededor. Tratemos de dar las gracias cada día a una persona. Animémonos a ser amables. Reconozcamos a quien se lo merece. Alabemos la generosidad, la valentía, la autenticidad. Comencemos así una ola de gratitud, y notemos la diferencia que puede hacer en el mundo.

Dejar un comentario