Algunas personas llegan a nuestra vida como una bendición; otras, como una lección.

Teresa de Calcuta