Por cada minuto de ira, nos perdemos sesenta segundos de felicidad.

Ralph Waldo Emerson