Nunca te agaches para tantear el suelo antes de dar un paso. Sólo quien mantiene la mirada fija en la meta encuentra el camino correcto.

Dag Hammarskjöld