La humanidad avanza no sólo gracias a los impulsos potentes de los grandes hombres, sino también gracias a los modestos impulsos de cada persona responsable.

Graham Greene