Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.

Concepción Arenal