La eventualidad de la muerte está integrada a la vida; aceptarla es ensanchar la vida misma.

Etty Hillesum