Nunca llegaremos a comprender todo el bien que puede hacer una simple sonrisa.

—Teresa de Calcuta