Sé un arcoiris en la tormenta de tu prójimo.

—Maya Angelou