La reflexión humana comienza en el momento en que el hombre deja de dar su vida por descontado y la contempla como un misterio insondable.

Albert Schweitzer