En la oruga no hay nada que nos muestre que llegará a ser una mariposa.

—Margaret Fuller