Nadie nace odiando a otra persona por el color de su piel, o su origen o su religión. Si el odiar se aprende, también el amar se aprende. El amor llega más naturalmente al corazón humano que el odio.

Nelson Mandela