Si no eres amigo de ti mismo, no podrás serlo de ninguna otra persona.

Eleanor Roosevelt