Seamos agradecidos con las personas que nos hacen felices. Son jardineros que hacen florecer nuestra alma.

—Marcel Proust