Quien busca la felicidad fuera de sí es como un caracol en busca de su casa.

Constancio C. Vigil