Puedo resumir en dos palabras todo lo que he aprendido acerca de la vida: sigue adelante.

—Robert Frost