Sigo creyendo en la bondad innata del hombre.

Ana Frank