Hoy es el mañana por el que te preocupabas ayer.

Dale Carnegie