El preocuparnos no le quita problemas al mañana. Le quita fuerzas al hoy.

J.R.R. Tolkien