El propósito de la vida es vivirla. Saborear las experiencias al máximo y buscar con entusiasmo y sin temor nuevas experiencias que nos enriquezcan.

Eleanor Roosevelt