Tenemos éxito cuando nuestro hacer se impregna de la cualidad atemporal del Ser.

Eckhart Tolle