Hay batallas que se ganan desde el silencio y desde la paciencia. No esperes reconocimiento al ganarlas y menos aún, consuelo al perderlas. Tu mejor premio es vivirlas.

Jorge Bucay