A la verdad se llega no sólo por la razón, sino también por el corazón.

Blas Pascal