Juntos nos pertenecemos en una gran solidaridad que el corazón es capaz de descubrir.

—David Steindl-Rast