Es nuestra luz, no nuestra oscuridad, lo que nos intimida.

Marianne Williamson