Aminora el paso y disfruta de la vida. Si vas demasiado rápido, no solo te pierdes el paisaje, sino que además pierdes el sentido de a dónde vas y para qué.

Eddie Cantor