No es que dejamos de intentar ciertas cosas porque nos parecen difíciles, sino que ciertas cosas nos parecen difíciles porque no las intentamos.

Séneca