Existir es cambiar. Cambiar es madurar. Madurar es crearse a sí mismo constantemente.

Henri Bergson