El mundo se mueve gracias a la suma de los pequeños empujones de cada trabajador honesto.

Helen Keller