La pureza del corazón permite al ser humano ver la divinidad en todas las cosas.

Paramahamsa Omkarananda Saraswati