Hasta en los peores males es posible hallar una ración suficiente de bien como para que podamos soportar esos males con paciencia.

José Saramago