Convéncete de que puedes lograrlo, y ya habrás hecho la mitad del camino.

Theodore Roosevelt