Las flores de todos los mañanas están contenidas en las semillas de hoy.

Proverbio indio