Se logra más con una cucharada de miel que con un barril de vinagre.

Francisco de Sales