Nuestra verdadera nacionalidad es la humana.

H.G. Wells