Al aprender a tenernos compasión a nosotros mismos, se ensancha al mismo tiempo nuestra compasión por los demás.

—Pema Chödrön