La manera más común en que las personas desperdician sus talentos es creyendo que no poseen ninguno.

Alice Walker