La búsqueda del corazón humano por el sentido de las cosas es el motor de toda religión.

David Steindl-Rast