Soñé que la felicidad estaba en el servicio. Desperté, serví, y fui feliz.

—Rabindranath Tagore