Una de las formas más sinceras de respetar al otro es prestar atención a lo que nos quiere decir.

Bryant H. McGill