La vida sin amor es como un árbol sin flores o frutos.

Khalil Gibran