La verdadera amistad es como la fosforescencia: resplandece mejor cuando todo ha oscurecido.

—Rabindranath Tagore