He llegado a destino: cada paso que doy es mi punto de llegada.

—Thich Nhat Hanh