Soy un niño. ¿Para qué tanta ceremonia conmigo?

Franz Kafka