Déjate llevar silenciosamente por el poderoso impulso de lo que verdaderamente amas.

Rumi