Somos abejas de lo Invisible. A lo largo de la vida recolectamos la miel de lo visible, para almacenarla en la gran colmena de lo Invisible.

Rainer Maria Rilke