Los sabios ven las cosas tal cual son, sin intentar controlarlas; dejan que cada cosa siga su curso.

Lao Tzu