No hay espejo que mejor refleje la imagen del hombre que sus palabras.

Juan Luis Vives