Un consejo es como la nieve: cuanto más suave, tanto más perdura y tanto más profundo penetra.

Samuel Taylor Coleridge