Quien conserva la capacidad de ver la belleza no envejece.

Franz Kafka